CONEJO AL AJILLO Y SETAS

publicado en: Cocina y Felicidad | 0

Todo un recurso rápido y delicioso de una Carne de Conejo adobada al Ajillo y cocinada con Setas.

En estos días que he dedicado el tiempo a prepararme con un nuevo curso de informática y organizar esta segunda etapa del Blog, me he visto obligado a recurrir a la imaginación. Como siempre continuamos visitando el Supermercado para no descuidar nuestra despensa, he aprovechado ese tiempo para observar la oferta de los productos frescos. De ahí este Conejo al Ajillo y Setas.

En la Carnicería donde compro habitualmente me conocen y saben que cuido la dieta de los míos por lo que siempre me sugieren productos, en este caso una gran fuente de piezas de Conejo fresco presentado ya adobado y listo para freír, inició esta idea tan sabrosa.

Pedí me seleccionaran 6 Patas o como dicen en algunos lugares de América “Piernas”, de las traseras, bien carnosas pero no muy grandes, puesto que el Conejo mientras mas joven, mas tierno. Esto ayudaría a resolver el plato principal del día siempre que complementara muy bien su elaboración, ya que no somos amigos de las frituras y para esto el siguiente paso era buscar ingrediente que otorgara humedad a la cocción.

Encontré acto seguido en la sección de Productos frescos y de Temporada, unas hermosas bandejas de unos 300 grs. de Champiñones, Hongos Portobello y Setas, ya limpios y troceados, separados en secciones, perfectos para lo que en ese momento se generaba en mi mente, Conejo al Ajillo Con Setas. Los Champiñones de la bandeja los usé al día siguiente en otro plato.

Siempre digo y realmente respeto todas las opiniones que salen de la experiencia, ya en ese preciso momento “supe” que las Setas y Hongos podrían otorgarme humedad y sabor al Conejo al momento de cocinarlo y que poco mas necesitaría.

No te dije antes, pero el carnicero confirmaba que él mismo habría adobado el Conejo esa misma mañana, por lo que además de fresco ya tenía unas horas en su adobo.

Este Conejo al Ajillo y Setas ha resultado platillo digno de compartir contigo, pues resulta experiencia sencilla, sabrosa, original y digna de disfrutar.

Seguramente la próxima vez, lo tendré en cuenta para una comida con mas personas y además usaré el Conejo con todas sus partes, pues los lomos son carnosos y bien cocinados quedan jugosos y las otras partes con menos carne les disfrutaremos aquellos que nos gusta limpiar los Huesitos con la boca, es permitido según la “Norma del Buen Comer.”

Para terminar de complementar la información de esta receta que ya he agregado al Indice del Segundo Libro de 200 Momentos Felices debo comentarte que primero salteamos permitiendo que comience a dorar las piezas de Conejo en poquito Aceite de Oliva virgen y será el momento de agregar Setas y Hongos dejando que pierdan humedad para incorporar algo de vino Blanco seco y Salpimentar lo necesario.

Recuerda que el conejo no debe cocinarse mucho pues su carne endurece, vale mas la pena, apagar, dejar reposar unos minutos y mientras tanto que mejor idea que preparar una ensalada fresca, en mi caso y con los ingredientes que traía del super, Tomates Kumato Cherry picados a la mitad, Aceitunas negras (yo siempre uso las de Aragón que son mas secas y sabrosas) y una buena Vinagreta de Oliva Virgen Extra, Balsámico, Sal y Pimienta recién molida.

Como ves, siempre, siempre tiramos de despensa de productos en nevera o refrigerador y sobre todo de buena idea y gusto para hacer las cosas y no te olvides nunca que;

“Mientras lo hagas con Amor, quedará Bien”